Semana 10 – Paso 10

Décima Semana: Décimo Paso

Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

El principio del Décimo Paso es la Perseverancia

Introducción:

Mi nombre es Lawrie Cherniack y soy un comedor compulsivo.

Este es un estudio práctico de Los Pasos. Está diseñado para utilizar las instrucciones que he aprendido en el Libro Grande, para recuperarse de comer compulsivamente y para mantener la recuperación un-día-a-la-vez… por el resto de nuestra vida.

No se olviden de visitar www.oabigbook.info y descargar (gratis, por supuesto) algunos formularios y documentos a los que me referiré en este Estudio de los Pasos, así como el libro que escribí basado en un estudio de los Pasos que hice en el 200 para WTS el cual entrega una base teórica para este estudio.

Si se siente ofendido por algo que he escrito, por favor no sea crítico. Pido a usted que lea el libro que escribí para que pueda saber hacia donde me dirijo. En este Estudio de los Pasos quiero llegar, deliberadamente, al meollo del asunto, y no tratar de justificar y explicar todo lo que estoy diciendo.

Siga estas instrucciones a su propio ritmo:

Me doy cuenta de que estas instrucciones son muy detalladas, que le lleven a realizar un arduo trabajo (al menos desde el Paso Cuatro hasta el Nueve) pues, he notado que cada vez menos se comparten los resultados obtenidos en este programa, y eso me hace suponer que las personas demoran más en transitar ciertos pasos. No hay nada inherentemente malo en eso, por supuesto. 

Algunas personas tardan más y otras menos, en concluir el Paso Nueve. No se preocupe; no está compitiendo con nadie. Sin embargo, recuerde que estamos en una carrera no contra nosotros mismos, sino contra la obsesión mental. Si ha estado abstinente y no ha concluido el Paso Nueve, entonces su mente estará tratando de pensar en formas de convencerle a que vuelva a comer los alimentos y que vuelva a llevar a cabo los comportamientos alimenticios que le causan antojos y ansias incontrolables. 

Dado que el Noveno Paso elimina esa obsesión mental, está en una carrera para concluir el trabajo del Paso Nueve, ANTES de que la obsesión mental le venza.

Una de las razones principales por las que me gusta el enfoque del Libro Grande para hacer los Pasos, es que es rápido y, por lo tanto, habrá menos oportunidades para que la obsesión mental regrese antes de sea eliminada en el Noveno Paso.

¡Buena suerte!

¿Ha estado abstinente?

¿Ha estado abstinente durante los Pasos Cinco, Seis, Siete, Ocho y Nueve? Si no lo ha hecho, le sugiero respetuosamente que regrese al Formulario de resentimientos del Paso Cuatro y trabaje TODOS sus resentimientos, como sugerí la semana pasada, y luego siga los Pasos Cuatro, Cinco, Seis y Siete, Ocho y Nueve, enfocando su trabajo en cuestiones relacionadas con la abstinencia.

El libro grande habla de rigurosa honestidad. Honestamente. Quiero decir… honestamente, ¿puede decir que el no estar abstinente le ha permitido ser rigurosamente honesto con su Cuarto y Quinto pasos, y luego con los pasos restantes? ¿Qué tipo de enmiendas honestas podría hacer si no es honesto no siquiera con su comida?

Vea lo que escribí acerca de los Pasos Ocho y Nueve para más detalle.

Y ahora, ¿dónde estamos?:

Si está a la mitad del Paso Nueve, se sentirá bastante tranquilo y aliviado. Las promesas se han cumplido y la obsesión mental se ha ido. Ahora, está libre de la compulsión por la comida.

Si no se siente así, entonces no está ni a la mitad del Paso Nueve. O, si cree que está al menos a la mitad y no ha obtenido los resultados mencionados, entonces tendrá que regresar a trabajar desde el Paso Cuatro hasta el Ocho nuevamente y mucho más vigorosamente de lo que piensa.

Nunca he visto no cumplirse las promesas del libro grande cuando el método se trabaja correctamente. Comedores Compulsivos Anónimos (CCA) ha comprobado una y otra veces, que los Doce Pasos funcionan. Si no están funcionando para usted, y usted es uno de nosotros, entonces no está trabajando los Pasos de la manera correcta. Eso significa, al menos desde el punto de vista del libro grande, que no ha estado abstinente y / o que ha dejado algo de lado con respecto al trabajo necesario para transitar sus Pasos, del Cuatro al Nueve.

Asumiendo, por el contrario… Si la obsesión mental ha sido eliminada, muy probablemente estará volando bastante alto o en palabras del libro grande, seguramente habrá sido catapultado a la cuarta dimensión de la Gran Realidad.

Ahora viene la advertencia y perdone que la escriba en letras mayúsculas: 

¡LA OBSESIÓN MENTAL VOLVERÁ A MENOS QUE CONTINÚE LIMPIANDO SU CASA… CONFIANDO EN DIOS Y AYUDANDO A OTROS! Así es como el Dr. Bob lo dijo tan claramente. (Para los ateos y agnósticos, podemos sustituir la palabra Dios por “sus valores más altos”). 

El Paso Diez es un trabajo permanente para seguir limpiando la casa; El paso once es para aumentar la fe y la confianza en Dios; El paso doce está diseñado para ayudar a otros.

Hoy nos centramos en el Paso Diez.

Quiero compartirles una parte de mi historia personal: Recaí una y otra vez como un “yoyo” durante seis o siete años, ya estando en este programa. Finalmente, cuando aprendí a estudiar el libro grande como un conjunto de instrucciones, fue cuando me di cuenta de los errores que había cometido y por fin pude utilizarlos para mantenerme en buena forma espiritual.

Uno de mis errores fue no haber entendido el concepto de la alergia física: el que ciertos alimentos y comportamientos alimenticios me provocaban antojos incontrolables, y que tenía que eliminarlos de mi plan de alimentos. Cada vez que perdía peso, consumía algunos alimentos “con moderación”; y gradualmente fui perdiendo la moderación porque son productos que me causan compulsión y me llevan al atracón.

El otro error fue mucho más significativo a largo plazo. Mi problema fue haber comprendido literalmente el enunciado: “Continuamos haciendo un inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente”. Entonces…  cuando hacía algún daño, me disculpaba inmediatamente sin hacer un inventario… Simplemente me disculpaba. Por supuesto… las emociones se acumulaban y de repente explotaba. Y así seguía, simplemente disculpándome en forma mecánica.

Cuando comencé a estudiar el libro grande como un conjunto de instrucciones, aprendí que el Paso Diez me llevaba otra vez a limpiar mi casa y a hacer un nuevo inventario personal, desde el Paso Cuatro hasta el Nueve. Una vez que seguí estas instrucciones, jamás volví a comer compulsivamente. Desde entonces, he estado abstinente por más de 15 años.

Aquí están las simples instrucciones para el Paso Diez.

¿Primero… Cuándo es conveniente hacer el Paso Diez? Segundo… ¿Cómo hacer el Paso Diez?

Cuando hacer el paso Diez:

La respuesta simple… Haga el Paso Diez cada vez que necesite limpiar su casa. Eso significa: todos los días o una vez al año.  Esto dependerá de cómo esté reaccionando a la vida; no, de lo que esté sucediendo en su vida.

Utilizo doce indicadores para reconocer cuando se necesita limpiar la casa. ¡Por alguna razón, el número 12 tiene sentido! Los tres primeros indicadores, se describen en “La Opinión del Médico” del libro grande y del cuarto al undécimo de los tormentos que menciona el libro grande en la página 52.

¡Trabajo el Paso Diez cada vez que respondo sí a UNA de estas preguntas!

¿Estoy inquieto?

¿Estoy irritable?

¿Estoy descontento?

¿Tengo problemas con mis relaciones personales?

¿No puedo controlar mi naturaleza emocional?

¿Soy preso de la miseria y la depresión?

¿Estoy descubriendo que no puedo ganarme la vida?

¿Tengo un sentimiento de inutilidad?

¿Me atrapa algún miedo?

¿Soy infeliz?

¿Siento que no puedo ser de gran ayuda para otras personas?

¿La comida se está convirtiendo en un problema de alguna manera? ¿me veo descuidado, he tenido aumento de peso, curiosidad o interés en algún producto, sustancia, alimento o ingrediente, o he vuelto a caer en viejas conductas alimentarias que había eliminado de mi plan de alimentación?

(También tengo una pregunta adicional: ¿mi esposa, mis hijos o mis padrinos me han mencionado que tengo que hacer un Paso Diez?)

En lo personal, he llegado a trabajar un Paso Diez, cada 3 o 4 días como cuando estoy pasando por algunos retos difíciles… enfermedades en la familia, crisis en el trabajo, o cuando simplemente estoy aburrido. Y, a veces, cuando la vida va bien y me siento particularmente satisfecho, entonces sólo necesito trabajarlo cada seis u ocho meses.

Conozco personas que hacen el Paso Diez todos los días. Supongo que esas personas son más espirituales que yo.  Yo no lo hago tan frecuentemente y aún así siento que, llevo un programa… “suficientemente bueno”. Yo trabajo el Paso Diez cada vez que lo necesito y eso me ha sido suficiente para mantenerme cuerdo por más de quince años.

El Paso Diez es diferente a la meditación de la noche. Explicaré a qué me refiero, la próxima semana, cuando trabajemos el Paso Once. 

El Paso Diez se utiliza para TODO lo que sucede en su vida, mientras que el Paso Once se refiere a lo que sucedió el día de HOY.

Cómo hacer el Paso Diez:

La versión corta es: Lea las instrucciones que he proporcionado para los Pasos Cuatro, Cinco, Seis, Siete, Ocho y Nueve.

La versión larga es: Lea TODAS las instrucciones que he proporcionado para los Pasos Cuatro, Cinco, Seis, Siete, Ocho y Nueve.

La versión de tamaño mediano es:

Paso Cuatro:

En un formulario de resentimientos del Paso Cuatro (o un papel en blanco) escriba todos sus resentimientos. Recuerde que los resentimientos incluyen TODO, ABSOLUTAMENTE TODO lo que está en su mente y que desearía que no estuviera allí… TODO lo que desearía que no fuera verdad; TODO eso que le moleste.

Ya hizo esto en el Paso Cuatro, y los trabajó hasta el Paso Nueve, pero eso fue hace algún tiempo. Se recuperó. Las cosas fueron geniales. Pero, muchos eventos han sucedido desde entonces. La vida ha continuado. Tal vez los cambios en usted no han provocado cambios en otros y eso le irrita. Se han presentado nuevos desafíos… Algunas situaciones le están molestando; de lo contrario, no estaría inquieto, irritable o descontento, o la comida no se volvería interesante nuevamente, o no le aquejarían ciertos malestares. Algo puede estar recordándole cosas, personas o situaciones en las que no había pensado cuando trabajó sus resentimientos la anterior ocasión. Podría estar indeciso entre las opciones que se le presentan y que no tenía antes de hacer su inventario. Escriba TODO lo que le molesta, como si fuera un resentimiento. Esto incluye situaciones como, por ejemplo: “Estoy inquieto” o “El programa no es tan emocionante para mí en este momento” o “La comida me está llamando”.

Luego continúe con el proceso.

Escriba por qué esas cosas le molestan (columna dos). Luego escriba como le afectan esas cosas (columna tres). Si algunas de las personas en su lista le han hecho daño a usted o a otros, diga la oración de resentimiento por ellos (“________ es una persona enferma. Dios me conceda la misma tolerancia, piedad y paciencia, que me concedería alegremente para un amigo enfermo”. “) Luego doble el papel, eliminando las columnas dos y tres, y descubra en donde ha sido egoísta, deshonesto, o temeroso.

Continuando…  en el formato de “miedos” del Paso Cuatro, escriba los temores que hayan surgido en el formato de “resentimientos” y cualquier otro temor que tenga (columna uno). Escriba por qué tiene esos miedos (columna dos). Pregúntese si encuentra alivio en su ser finito o en sus valores más altos (columna tres). Pregúntese si la solución puede lograrla por su cuenta (columna cuatro) Diga la oración para eliminar el “miedo” (“Dios, por favor elimina mi miedo a _________ y ​​dirige mi atención a lo que quieres que sea”) (columna cinco). Escriba cuáles serían sus valores más altos (columna seis).

Si tiene problemas de conducta sexual, complete el formato de conducta sexual del Paso Cuatro. Incluya a quien ha lastimado (columna uno). Detalle el cómo ha sido egoísta, deshonesto y desconsiderado con esa persona (columna dos). Describa cómo y en donde ha despertado celos, amargura o sospecha (columna tres). Escriba lo que debería haber hecho en su lugar (columna cuatro). Verifique si se ha relacionado en forma egoísta (columna cinco). Diga la oración y la meditación del sexo (columnas seis y siete).

Paso Cinco:

Haga un paso cinco con otra persona. Defina con esa persona el curso de acción a tomar.

NOTA: Compruebe si está liberado; si puede mirar a todos a los ojos…  Si puede estar en perfecta paz y tranquilidad, y si sus miedos se han ido. Puede experimentar estos sentimientos justo después del Paso Cuatro, y también sentir que el Paso Cinco no hizo mucho por usted. No sé preocupe por esto. También hay promesas del Paso Cinco, aunque le esperan las del Paso Diez. Muchos otros, yo incluido, hemos disfrutado de esa experiencia. Muy a menudo, una vez que hemos completado la parte del Paso Cuatro, acabamos diciendo: “Oh, está bien. ESO es lo que me ha estado molestando”. Y nos hemos sentido completamente elevados al reconocerlo. Pero TODAVÍA continuamos y trabajamos los demás Pasos… del Cinco al Nueve; TODAVÍA tenemos que entregarlo hasta llegar a la oración del Paso Siete, y escribir y hacer las enmiendas que nos corresponde llevar a cabo.

Pasos Seis y Siete:

Pregúntese si está listo para entregar sus defectos de carácter y pedir que sean eliminados. Siendo “sí” si respuesta, eleve la oración del Paso Siete.

Pasos Ocho y Nueve:

Complete el formato de los Pasos Ocho y Nueve. Incluya a quien haya lastimado (columna uno). Escriba qué daño ha hecho (columna dos). Escriba qué enmiendas posibles podría hacer (columna tres). Detalle si, el hacer esas enmiendas pudiera dañar a esa persona u otras (no a usted mismo) (columna cuatro). Vea si puede hacer algún tipo de enmienda sin dañar a esa persona u otras.

¡Entonces haga las enmiendas que debe hacer!

NOTA: probablemente sus reparaciones serán, en su mayoría, con personas vivas.

Observación:

Es realmente simple. No voy a complicar las instrucciones dando más detalles. Es sólo una repetición de los Pasos Cuatro al Nueve, suponiendo que usted ya se haya recuperado. No está trabajando en realidad los Pasos Cuatro al Nueve. Está haciendo el Paso Diez: ¡está CONTINUANDO el proceso y haciendo un nuevo inventario! Si hace esto con cuidado, NO recaerá.

Puede aplicar Pasos Diez para tomar decisiones importantes en su vida; revisar su plan de alimentación y tratar con personas que le incomoden. Mis ahijados saben que, si me llaman con un problema, no les daré soluciones; Diré: “Haz un paso diez con respecto a este problema”. 

Siempre he encontrado que el Paso Diez me da las respuestas a mis problemas, las elecciones correctas para mis dilemas y las actitudes correctas para mis crisis.

Tarea:

¿Ha estado abstinente? Si no es así, ¿ha descubierto lo que puede hacer para mantenerse abstinente mientras trabaja los Pasos Cuatro al Nueve?

¿Se ha sentido liberado de la obsesión por la comida? Si no, ¿ha regresado a los Pasos Cuatro al Nueve para averiguar lo que omitió y todavía necesita trabajar?

¿Ha sentido alguno de los trece indicadores mencionados anteriormente? Si es así, ¿ha realizado un Paso Diez (Pasos del Cuatro al Nueve en el contexto de la recuperación)?

La próxima semana, estudiaremos el Paso Once y aprenderemos a confiar en nuestros valores más altos.

¡Nos vemos la próxima semana!

Les deseo lo mejor,

Lawrie

A %d blogueros les gusta esto: