Semana 6 – Paso 4 – Segunda Parte

PASO CUATRO

Sin temor, hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

El Principio tras el Cuarto Paso – EL VALOR

Semana SEIS
PASO 4, Parte 2 de 3

ENSAYO

INTRODUCCIÓN:

Mi nombre es Lawrie C. y soy un comedor compulsivo.

Este es un Estudio de Los Pasos práctico. Está diseñado para usar lo que he aprendido que son las directrices del Libro Grande para recuperarse de comer compulsivamente, y para mantener la recuperación sobre un-día-a-la-vez por el resto de la vida.

No se olviden de visitar http://www.oabigbook.info y descargar (gratis, por supuesto) algunos formularios y documentos a los que me referiré en este Estudio de los Pasos, así como el libro que escribí, basado en un Estudio de los Pasos que hice en el 2005 para WTS, el cual entrega una base teórica para este estudio.

Si se sienten ofendidos por algo que escribo, por favor, no sean críticos hasta que hayan leído el libro que escribí para sepan hacia dónde voy. En este Estudio de los Pasos quiero deliberadamente llegar al meollo y no tratar de justificar y explicar todo lo que estoy diciendo.

Esta es la segunda parte de la discusión de las instrucciones para el Cuarto Paso. A menos de que hayan leído la discusión de la primera parte esta discusión tal vez no les va a parecer clara así que les invito a leer la primera parte de la discusión del Cuarto Paso que fue proporcionada la semana pasada.


¿DONDE ESTAMOS?

Ahora estamos en un punto crucial del Cuarto Paso – donde nos trasladamos de descubrir los efectos en nosotros de que el mundo no funcione a nuestro antojo hasta descubrir nuestros defectos de carácter.

Hemos llenado las primeras tres columnas del formulario de resentimiento.

En la columna 1 hicimos el listado de las cosas que nos molestan – gente, instituciones, hechos, ideas que estaban en nuestra mente y que deseábamos que no fueran hechos; los “y si esto o lo otro” y los “si tan sólo” en nuestra mente; la gente y las cosas en que pensamos; la gente que nos ha hecho daño (a nosotros u otros) y la gente a la que le hemos hecho daño.

En la Columna 2 establecimos por qué esas cosas nos molestaban, y lo enumeramos de una manera breve en el formulario.

En la Columna 3, junto a cada uno de esos puntos, pusimos un cheque o una marquita donde cualquiera de esos puntos afectó nuestra autoestima, nuestro sentido de seguridad general o económica, nuestras ambiciones, nuestras relaciones personales, nuestras relaciones sexuales y donde había temor.

Entonces revisamos lo que habíamos hecho. Vimos qué nuestras mentes estaban turbias y nubladas por el hecho de que la vida no ha sido a nuestra manera. Nuestra forma de ser – lo que pensamos de nosotros mismos (la autoestima), qué tan seguros nos sentimos (nuestra seguridad), lo frustrados que estamos (la ambición personal), cómo somos incapaces de formar relaciones íntimas y duraderas (relaciones personales y sexuales), y los temores que tenemos (el temor) – están revueltos y confusos.

Así que nos sentimos mal acerca de nosotros mismos, nos sentimos inseguros, estamos frustrados, no podíamos formar relaciones sólidas, y estábamos llenos de temor.

El misterio de por qué no podemos recordar, algunas veces, que comer ciertos alimentos o practicar ciertas conductas alimenticias creará antojos incontrolables, queda resuelto. ¡Con razón no podemos pensar bien sobre la comida! ¡En realidad no hemos podido pensar bien acerca de nada por un gran periodo de tiempo!

EL PUNTO CENTRAL DE TODO:

¡Vemos que nuestro pasado nos está matando! ¡Tenemos que encontrar la manera de cambiar!

Porque nuestras mentes son incapaces de recordar la verdad acerca de nuestros cuerpos, vamos a morir. Nuestros cuerpos sufren daño a un grado que últimamente resultará en deterioración prolongada y una muerte dolorosa.

Para muchos de nosotros en CCA, eso probablemente significa los resultados inevitables de la obesidad – diabetes que puede pasar a embolias, ceguera, amputación, ataques de corazón, dolor en las articulaciones, asma, apnea, cáncer, falta de movilidad, etc.

Para otros de nosotros en CCA, esto probablemente signifique los resultados inevitables de estar mal nutridos – con hambre, huesos quebradizos, y las muchas otras enfermedades asociadas con la falta de nutrición saludable.

¡Si no enfrentamos nuestros resentimientos vamos a morir! ¡Y no de la mejor manera!

(Si no siente usted ese sentido de urgencia, entonces debe pensar cuidadosa y honestamente sobre por qué está involucrado en este estudio de los pasos. ¿Si no está dispuesto a entregarse totalmente, que significa para usted CCA?
Este, para mí, es un asunto de Vida o Muerte. Es tan serio para mí como ser adicto a drogas, al alcohol, a los juegos, y como cualquier adicto yo sé cuál es el destino que me aguarda fuera de las puertas de CCA, y no quiero eso.)

CÓMO CAMBIAMOS LA SITUACIÓN:

Primero lidiamos con las personas que nos han hecho daño a nosotros o a otros:

La primera cosa que tenemos que hacer es encontrar una manera para lidiar con esas personas que nos han hecho daño a nosotros o a otros y que nos hacen difícil, si no imposible, ver nuestros defectos de carácter cuando los defectos de ellos son tan obvios, impresionantes y terribles.

Es casi cierto que hay otros resentimientos en nuestra listas que muestran nuestros defectos de carácter directamente, pero es probable que haya personas en su lista que han hecho algunas cosas horribles; ¿cómo podemos lidiar con ellos?

Tenemos que darnos cuenta de que están espiritualmente enfermas, y que esa enfermedad es tan seria para ellos como lo sería cualquier tipo de enfermedad física.

Considere el caso de una persona que tiene dolor constantemente, o una persona con una discapacidad, o con un tumor en el cerebro – considere las muchas veces que usted ha sido indulgente con su conducta. Si yo tuviera dolor constante y estuviera gruñona, esperaría que la gente comprendiera. Si usted tuviera Síndrome de Tourette y platicara cosas ofensivas sobre las cuales no tiene control mental, ¿esperaría que la gente entendiera? Lo hacemos todo el tiempo. Nosotros sí lo esperamos para nosotros mismos. (“Estoy de mal humor”, “Acabo de sufrir una muerte en la familia o estoy tan triste y que me perdone si no río a su chiste”, “Tuve un día malo en la oficina, sea más tolerante”.)

Hay personas en este mundo – los que nos han hecho daño a usted o a otros – que tienen el equivalente de dolor, tumores o discapacidades mentales, pero en su vida espiritual. Están dañados y tristes y lo que es aún más triste para ellos es que causan dolor en otros. Mientras más hacen eso, más se convierten en peores personas. Cuanto más daño causan en otros, será más difícil para ellos tener la oportunidad de cambiar. Y mientras más daño más arraigadas sus malas costumbres se harán.

Tienen menos oportunidad que usted o yo para cambiar y hacerse mejores personas. La actitud debida que deberíamos de tener con ellos – sin importar el daño que nos hayan hecho a nosotros o a otros – es una actitud de lástima. Cuanto más daño hagan, menos ser humano se harán.

(Esta clase de lástima que no es una de superioridad. Es una de compasión. Usted tiene una enfermedad espiritual también y si no fuera así, no necesitaría los Doce Pasos para recuperarse. Su única esperanza es un despertar espiritual. Es la única esperanza de ellos, también. Tiene usted la esperanza de los Doce Pasos. Es posible que ellos ni tengan esa esperanza.)

Es interesante, el Libro Grande no habla de perdón. Habla de tolerancia, compasión y paciencia. No requiere que perdone a los que le han hecho daño a usted o a otros. Pero sí tiene que aprender a tratarlos con tolerancia, compasión y paciencia.

Diga una oración por ellos. “Fulano o mengano es una persona enferma. Dios, concédeme la misma tolerancia, compasión y paciencia, que gustosamente tendría para con un amigo enfermo.”

En muchos de los casos esto podría ser suficiente para que se dé cuenta de lo enfermos que están y de lo lamentables que son. En algunos casos es posible que usted vaya a concluir de que estaba equivocado, y que ellos no estaban tan enfermos y no hicieron tanto daño.

En algunos casos, sin embargo, puede ser que usted no sea capaz de desarrollar ese sentido de tolerancia, compasión y paciencia.

Si esto ocurre – y todos nosotros podemos imaginar casos en que el daño hecho era tan grande que parece imposible dar a la persona que hizo el daño algún sentido de compasión – entonces haga esto:
• Piense en ¿qué quiere de la vida? ¿qué quiere que su vida sea? Las probabilidades son buenas de que va a llegar a una conclusión como la mía: que quiere paz y serenidad; quiere ser útil a otros; quiere amar y ser amado. ¿No es esto todo lo que quiere de la vida?
• Diga una oración por esa persona. Diga algo como: “Oro para que _ (tal persona) __ consiga paz y serenidad; que sea útil a otros y que sea capaz de amar y ser amado.”
• Después de decir la oración, contémplala. Si esa persona es capaz de hacer daño a ese grado, ¿Piensa que es posible que esa persona este en paz y serenidad? ¿Qué es capaz de amar o es capaz de ser amado?
• Diga esa oración por esa persona una vez al día por dos semanas. Tarde o temprano, dentro de las dos semanas, va a ver claramente que esa persona no tiene nada, nada en absoluto, de lo que usted quiere en la vida. Esa persona probablemente vive con miedo, ira, no confía casi en nadie, está siempre frustrada y claramente hace mal en vez de bien, y es imposible que tenga una relación profunda y amorosa con alguien más.

Usted VA a sentir compasión. No puede evitarlo. Cuanto mayor daño haya hecho esa persona, menos persona es.

(Para mí, habiendo sido criado como judío en los años 1950’s, Hitler y los otros Nazis eran lo más difícil. Pero al pasar por este proceso, empecé a entender como no eran en realidad seres humanos en el momento que murieron. Ni siquiera pude llamarles animales. Eran algo completamente extraño a lo que constituye lo mejor de la humanidad. Eran incapaces de tener los sentimientos profundos o valores espirituales que yo guardo. Eran fracasos miserables. Hicieron cosas atroces. Cada cosa horrible que hicieron era un clavo más en el ataúd de su humanidad.

(Y tengo amigos que han sufrido mucho más de lo que yo he sufrido alguna vez, que han sido víctimas de violación e incesto, abuso infantil; ver a los actores del daño como seres humanos lamentables que perdieron su humanidad. Sólo entonces fueron capaces como yo de poder ver a sus propios defectos de carácter.

AHORA YA PODEMOS VER A NUESTROS PROPIOS DEFECTOS DE CARÁCTER:

Tome cada hoja del formulario del resentimiento y dóblela para que la primera columna esté junto a la cuarta columna. (Si lo está haciendo en computadora, no mire la segunda o tercera columna cuando llene la cuarta). O sea que en este momento considere sólo la primera y la cuarta columnas.

Junto a cada nombre, persona, institución, o principio, se le pide que en la cuarta columna escriba donde ha sido Egoísta, Deshonesto, Interesado o Temeroso. Le voy a explicar cada término ampliamente, pero antes es importante que le señale que va a encontrar que esas cuatro palabras constituyen TODOS sus defectos de carácter.

¿Qué significan estas palabras?

EGOÍSTA:

Si puede recordar nuestra discusión del Paso Tres, la palabra “egoísta” significa mucho más que el significado que está en el diccionario. Significa “querer las cosas a mi manera” ¡y punto! Ya sea por razones buenas, malas, o neutrales. Soy egoísta para muchas cosas, porque quiero que las cosas salgan a mi manera para mi propia comodidad, mi propio placer, para mi seguridad y mi autoestima. Con relación a otras personas, puedo ser egoísta simplemente porque quiero que no sufran o porque quiero que el mundo sea mejor, o porque quiero que sean felices o puede ser una mezcla de las motivaciones. Cualesquiera que sean los motivos, desde la perspectiva del Libro Grande, querer las cosas a mi manera es ser egoísta (o ego-ísta talvez esto es más fácil de aceptar).

Así que en el Cuarto Paso, en la cuarta columna en la sección titulada “egoísta” escribirá cosas como: Quería que él o ella fuera diferente, quería que las cosas salieran bien, quería una madre/un amante/ un hijo/un maestro/un patrón/etc. que fueran mejores. Quería que la gente no sufriera, quería esto, quería aquello. Si los motivos no son particularmente buenos motivos, anote eso también.

DESHONESTO:

Normalmente pensamos en la deshonestidad como el llevar a cabo alguna clase de engaño – mintiendo, haciendo trampas, robando, estafando, engañado a otra persona. Claro que hay esa clase de deshonestidad, y ocurre frecuentemente. Es la primera clase de deshonestidad.

Pero hay otras dos clases de deshonestidad que son importantes de mencionar.

La segunda clase de deshonestidad es cuando nos mentimos a nosotros mismos. Por ejemplo, bajo “egoísta” en cuanto a Hitler, escribí algo como “Quisiera que Hitler nunca hubiera sucedido”. Debajo de “deshonestidad” tenía que escribir: “¡Estúpido, ocurrió antes de que nacieras; sé realista! ¡Estás siendo deshonesto contigo mismo acerca de la realidad!”. En cuanto a las otras personas que me habían hecho daño a mí o a otros, escribí debajo de “deshonestidad”: “Pensaste que podían cambiar, pero no podían. Estabas engañándote al esperar que podían convertirse en algo que no eran capaces de ser.”

La tercera clase de deshonestidad es cuando no decimos la verdad cuando se debería decir la verdad. Esa es la parte de nosotros que quiere complacer a la gente. No somos honestos con la gente cuando no le decimos la verdad. Muchas veces (pero, claro, no siempre), encontramos que cuando alguien nos hizo daño no dijimos nada, o no dijimos lo que deberíamos haber dicho, o no nos salimos de la relación, o no fuimos a la policía, o no dijimos nada a la familia, o no insistimos en que la persona buscara terapia.

INTERESADO (Self-seeking):

Es cuando todo gira alrededor de nosotros mismos en lugar de enfocarnos en la situación o en las circunstancias de lo que está pasando. Se trata de cómo nos afectó, de cómo nos sentimos sobre nosotros mismos en ese momento. Sobre como esa persona, situación, institución o ese principio provoco que nos sintiéramos mal sobre nosotros mismos. Estábamos buscando nuestro ser o nuestro valor en otros. Me hizo esto o me hizo sentirme mal. Eso es ser interesado (o ambición personal) y aparecerá de nuevo cuando hablemos de ser desconsiderados de otros. Aquí es donde se trata de nosotros en vez de la situación. Se trata de cómo nos afectó. Cómo nos sentimos sobre nosotros mismos. Sobre cómo esa persona o situación o esa institución o ese principio nos hizo sentir mal sobre nosotros mismos. Estábamos “buscando” nuestros “seres” en otros. Me hizo eso, y eso me hace sentir mal. Eso es ambición personal (Aparecerá otra vez con la acción que viene de ambición personal – ser desconsiderado de otros.)

TEMOR:

Aquí es donde entra el temor. Temor de que vamos a perder algo que tenemos, o que no vamos a conseguir algo que queremos (esta definición viene del libro Los 12 Pasos y Las 12 Tradiciones de AA). Tenemos temor a que nos descubran. Temor a que la gente no nos quiera o que le caigamos mal. Temor a sentirnos solos. Temor a estar tristes. Temor de que cosas horribles nos van a pasar. Temor porque el pasado no fue como yo quería y tampoco el futuro será como yo quiero.

Ejemplos de lo que puede escribir:

Volviendo a los ejemplos que di la semana pasada:

Hitler:

Egoísta: Yo quería que fuera algo que no era. Quería que la realidad no existiera. Quería que la vida fuera diferente. No quiero sufrimiento.
Deshonesto: Todo pasó antes de que yo naciera. La gente sufre. No puedo engañarme sobre eso.
Ser Interesado o Ambición personal: Las cosas por las cuales Hitler era responsable han determinado como veo a la gente y como me veo a mí mismo.
Temor: Lo que sucedió con Hitler puede volver a pasar.

El tipo hablando por celular en el cine:

Egoísta: Yo quería que dejara de hablar para que pudiera disfrutar de la película.
Deshonesto: No dije nada ni hice nada para impedirlo.
Interesado o Ambición personal: No quería llamar la atención de otros.
Temor: Temo que siempre voy a huir en lugar de confrontar a las personas.

La gente está sufriendo y esto no va a mejorar:

Egoísta: No quiero que la gente sufra ahora o en el futuro.
Deshonesto: La gente sufre (el sufrimiento es parte de la vida)
Interesado o Ambición personal: Si yo estuviera a cargo de la vida, la vida sería mejor. Sólo yo puedo cambiar al mundo.
Temor: Temo que la gente continuara sufriendo.

El zapatero:

Egoísta: Yo quería perfección. Quería que se disculpara conmigo. Quería que actuara en la manera que yo pensaba que debería de actuar.
Deshonesto: Actuó como actuó. Pudo haber tenido mucha pena y no sabía que decir.
Interesado o Ambición personal: Me merezco algo mejor.
Temor: El zapatero va a estar enojado conmigo y va a hacer mal trabajo en mis zapatos la próxima vez; o si no me cambio de zapatero terminare con un zapatero que es peor que este.

Una esposa imaginaria: (Repito que NO es mi esposa ni yo – pero es un ejemplo de lo que se podría escribir):

Egoísta: Quiero que ella haga lo que deseo y cuando yo lo deseo. En todo aspecto. En toda manera.
Deshonesto: No hago por ella lo que quiero que ella haga por mí.
Interesado o Ambición personal: Pienso que lo merezco, pero ella no.
Temor: Tengo temor de que nuestra relación no durará.

Espero que con estos ejemplos usted pueda tener una idea de las muchas clases de cosas que podría descubrir. La honestidad es definitivamente la cosa más importante. Note lo cortas que pueden ser las descripciones cuando hacemos las columnas del cuarto paso. No siempre hay necesidad de una discusión larga. Necesita ser una discusión clara pero no larga. Pero sea como sea lo importante es llegar a la raíz del asunto.

¿QUE ES LO QUE SE DEBE BUSCAR AL LLENAR LA CUARTA COLUMNA DEL CUARTO PASO?

La experiencia del pasado ha mostrado que, al llenar esa cuarta columna, probablemente verá ciertos patrones de comportamiento. Estos patrones se repetirán una y otra vez en sus diferentes relaciones. Cuando haga esta cuarta columna probablemente va a decir, “lo mismo paso con esta persona que con esta otra” o va a poner un paréntesis que dice: “Ver arriba”. Va a ver que sus defectos de carácter le han bloqueado verdaderamente de la luz del espíritu. Va a darse cuenta de lo importante que es estos defectos de carácter sean removidos.

Tenga en cuenta lo que no hemos hecho. No hemos anotado cuarenta defectos de carácter como los celos, la lujuria, el chisme, el orgullo, el control y cosas como esas y tampoco hemos puesto todos los ejemplos de esos defectos. Hemos ido más allá de eso más profundo nos hemos enfocado en algo completamente diferente. Nos hemos enfocado en nuestra necesidad de tener las cosas salgan a nuestro propio antojo y como esto ha creado situaciones que nos han desconcertado, que han confundido nuestras mentes, y que han controlado nuestros pensamientos.

Tenga en cuenta también que este es un proceso CONSTRUCTIVO Y POSITIVO. No nos estamos dando palizas a nosotros mismos con las cosas horribles que hemos hecho. ¡Al contrario, estamos descubriendo lo que podemos hacer para mejorarnos!

Si usa esta manera de hacer Paso Cuatro, pienso que verá claramente, cómo estos cuatro defectos de carácter de ser egoísta, ser deshonesto, interesado o tener ambición personal y el temor, están presentes en cada aspecto de su vida.

¡Si tan sólo pudiera usted deshacerse de ellos, si tan sólo pudieran ser abandonados! ¡Te están bloqueando de la luz del espíritu!

Ponte en sintonía la próxima semana, porque vamos a descubrir que los formularios del Temor y de la Conducta Sexual nos van a enseñar cómo hacer eso. Luego, haremos el Paso Cinco, vamos a estar listos a pedir que nuestros defectos de carácter sean eliminados a través de una conexión con nuestro Poder Superior en Sexto y el Séptimo Pasos y ese mismo día, o al día siguiente, vamos a hacer nuestra lista de enmiendas para hacer, y una vez que hagamos las enmiendas que podemos hacer, estos defectos de carácter serán eliminados.

¡Las cosas están marchando rápidamente! Una vez que termine el Cuarto Paso ¡La recuperación está a la vuelta de la esquina!

TAREA PARA LA SEMANA:

  1. ¿Está manteniendo su abstinencia? Esmérese en eso.
  2. Si quiere darse una fecha límite, haga una cita con la persona con quien quiere hacer el Quinto Paso. La cita será en dos semanas y media. El Quinto Paso tardará de dos a cinco horas, no mucho más que eso.
  3. ¿Ha podido ver a las personas que le han hecho daño a usted o a otros como personas a quienes necesita ver con tolerancia, compasión, y paciencia?
  4. Si no ha sido así, si no ha podido ver a esas personas con tolerancia, compasión y paciencia ¿Ha determinado lo que usted quiere para su vida y ha orado para que ellos reciban esas mismas cosas que usted quiere? Y si lo ha hecho, ¿Se ha dado cuenta de que ellos no han podido alcanzar nada de lo que usted quiere para su propia vida? Ahora ¿No les tiene compasión?
  5. ¿Ha ignorado las segundas y terceras columnas y ha puesto en la cuarta columna, junto a cada persona, institución, o principio que puso en la primera columna, dónde ha sido egoísta, deshonesto, interesado (o ambición personal), y temeroso?
  6. ¿Ahora se da cuenta de cómo estos cuatro defectos de carácter le están bloqueando de conectarse con sus valores más profundos, le están bloqueando de su Poder Superior, y, por lo tanto, lo están bloqueando de tener sano juicio?
    Si ha podido completar el formulario del resentimiento, el llenar los formularios de temor y de la conducta sexual la semana que viene será una revelación, ¡Se lo prometo!

Les deseo lo mejor,
Lawrie

A %d blogueros les gusta esto: