Semana 9 – Octavo y Noveno Pasos

PASO OCHO

Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido
y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.

El Principio tras el Octavo Paso – AUTODISCIPLINA

PASO NUEVE

Reparamos directamente a cuantos nos fue posible, el daño causado,
excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.

El Principio tras el Noveno Paso – AMOR

Semana NUEVE
PASOS 8 y 9

ENSAYO

INTRODUCCIÓN:

Mi nombre es Lawrie C. y soy comedor compulsivo.

Este es un Estudio de Los Pasos práctico. Está diseñado para usar lo que he aprendido que son las instrucciones del Libro Grande para recuperarse de comer compulsivamente, y para mantener la recuperación un-día-a-la-vez por el resto de la vida.

No se olviden de visitar http://www.oabigbook.info y descargar (gratis, por supuesto) algunos formularios y documentos a los que me referiré en este Estudio de los 12 Pasos, así como el libro que escribí, basado en un Estudio de los Pasos que hice en el 2005 para WTS, el cual entrega una base teórica para este estudio.

Si se sienten ofendidos por algo que escribo, por favor, no sean críticos hasta que hayan leído el libro que escribí para que sepan hacia dónde voy. En este Estudio de los Pasos quiero deliberadamente llegar al meollo y no tratar de justificar y explicar todo lo que estoy diciendo.

LO PRIMERO PRIMERO: ¿HA ESTADO ABSTINENTE DURANTE SU PASO CUATRO?

¿HA ESTADO ABSTINENTE DURANTE SUS PASOS CINCO, SEIS Y SIETE?

Si no, respetuosamente sugiero que regrese al Formulario de Resentimiento y anote algunos resentimientos o declaraciones, como indiqué la semana pasada, y luego haga los Pasos Cuatro, Cinco, Seis y Siete, en relación a su abstinencia.

El Libro Grande nos habla de rigurosa honestidad ¿Puede usted honestamente, y digo honestamente, decir que no estar abstinente le ha permitido ser rigurosamente honesto con los Pasos Cuatro y Cinco?

¿Omitió algo? Por ejemplo, ¿Tiene un plan de comida que deja afuera todas las comidas, ingredientes y conductas que le causan deseo imperioso o antojos incontrolables?

¿Se comprometió con ese plan de comida? Si es así, ¿Ha sido deshonesto con usted mismo ya sea sobre su plan de comida eliminando todas esas cosas a las que se comprometió? Por ejemplo, cuando se dio un atracón, o comió algo que no estaba en su plan de comida, ¿Qué pasaba por su mente? ¿Escribió sobre eso en su formulario de resentimientos? ¿Lo trabajo en su formulario de los Temores?

Y así sucesivamente.

Bueno, ya hemos dicho suficiente así que continuemos.

DONDE ESTAMOS:

Hemos trabajado siete de los doce Pasos.

Paso Uno: Durante las últimas semanas, hemos desarrollado un plan de comida que elimina las comidas, ingredientes y conductas alimenticias que causan antojos incontrolables o deseo imperioso.

Paso Dos: Hemos desarrollado una esperanza, aunque sea una esperanza tenue, que si seguimos las indicaciones de los Doce Pasos podremos estar sanos y por lo tanto no vamos a volver a querer esas comidas, ingredientes de comida, y conductas alimenticias, porque nos vamos a deshacer de las barreras que se han estado interponiendo entre nosotros y nuestro PS o nuestros valores más altos.

Paso Tres: Hemos decidido hacer los Doce Pasos y nos hemos dado cuenta de que lo que está bloqueando nuestro camino es nuestra frustración porque la vida no ha sido, no es, y no será a nuestro antojo o a nuestra manera.

Paso Cuatro: Hemos identificado nuestros cuatro defectos de carácter:

  1. El Egoísmo (querer la vida vaya a nuestra manera, sin importar si nuestros motivos son nobles o egoístas)
  2. La Deshonestidad (no decir la verdad a otras personas, a nosotros mismos o quedarnos callados cuando se debe decir la verdad)
  3. Ambición Personal o ser Interesado (estar enfocado en como nos afectan las cosas a nosotros mismos)
  4. El Temor; y que hemos desarrollado normas, basadas en nuestros temores y en las relaciones difíciles (las de la Conducta Sexual), para ver como podemos actuar debidamente sin estos defectos de carácter.

Paso Cinco: Hemos compartido nuestros cuatro defectos con otro ser humano y hemos meditado sobre ellos, y hemos sentido un sentimiento de comunidad, hemos recibido comentarios, y hemos sentido alivio, esperanza y gozo.

Pasos Seis y siete: Hemos decidido y hemos pedido que nuestros defectos de carácter sean eliminados.

¡Estar listos para que nuestros defectos de carácter sean eliminados requiere tremenda ACCION de nuestra parte!

INSTRUCCIONES PARA LOS PASOS OCHO Y NUEVE:

Descargue el formulario del Pasos Ocho y Nueve o utilice un papel en blanco dividido en cuatro columnas, la primera y la cuarta serán las columnas mas cortas. Haga muchas copias de este formulario, porque las usará otra vez.

La primer columna contiene el nombre de las personas a las que les hemos hecho daño; la segunda se trata sobre el daño que hemos hecho; la tercera columna tiene las enmiendas que debemos hacer por el daño que hemos hecho; la cuarta columna se trata de si podemos hacer esas enmiendas sin lastimar al individuo o a otras personas (note que cuando digo otras personas no nos incluye a nosotros mismos).

Llene el formulario columna por columna. Tenemos que estar dispuestos a hacer TODAS las enmiendas, aunque nos damos cuenta que no podremos hacer ALGUNAS enmiendas porque hacer una enmienda particular podría hacerle daño a la persona con quien estamos tratando de hacer una enmienda, o también podría lastimar a otros. Pero a pesar de esto no debemos omitor ninguna posible enmienda. Incluso las enmiendas que podrían hacerle dano a otras personas las escribimos en la primera y segunda columna. La tercera columna, donde averiguamos la clase de enmienda que tenemos que hacer, tiene que estar escrita sin temor y con honradez.

PRIMERA COLUMNA:

En la primera columna de la hoja, escriba una lista de todas las personas a quienes ha lastimado al ser egoísta, deshonesto, ha estado buscando la ambición personal o ha sido interesado, o ha tenido temor. Tome esta información de sus formularios del Paso Cuatro. Esto incluirá todas las personas o instituciones con las que usted ha resentido, les ha temido y/o ha anotado en su formulario de conducta sexual.

¡Pero, espere un momento! ¿Quiero decir con esto que debe anotar aun a las personas que le han hecho daño a usted o a otros, sin provocación?

Si, es verdad. Justamente por el momento, inclúyalos en la lista. Hablaremos en nuestra discusión acerca de la segunda columna sobre como usted les hizo daño aunque le hicieran daño a usted o a otros sin provocación. Se dará cuenta de que las enmiendas que puede hacer le fortaleceran – ¡Ya no será una víctima!

Recuerde que por ahora solamente hacemos una lista, así que no se demore.

SEGUNDA COLUMNA:

¿Cómo lastimó a cada una de las personas e instituciones de la primera columna?

Para algunos, esto será fácil de discernir. Pudo haberlos lastimado al robarles, al decirles mentiras, al engañarles, al hacerle daño a su reputación.

Para otros, donde hay una mezcla de motivos, puede ser mucho más sutil. Tal vez no fue sincero sobre el comportamiento que ellos estaban teniendo y usted no les dijo la verdad permitiéndoles que se enfermaran espiritualmente aún más. Talvez usted les permitió que tuvieran control sobre usted en muchas formas, incluso literalmente. Talvez a través de su baja autoestima su ira se desbordó y fue dirigida a otras personas, o talvez su auto conmiseración le impidió tener una relación profunda con alguien que merecía una relación profunda.

Para aquellos que claramente le han hecho daño a usted o a otros sin la menor provocación, como mínimo, usted les ha hecho daño al permitirles, o a la memoria de ellos, tener poder sobre usted. En ese respecto, y tal vez solamente en ese respecto, les ha hecho daño. (El daño que le hice a Hitler, por ejemplo, fue permitir que mi enojo, frustración y temor paralizaran mi habilidad de hacer lo que podía y puedo hacer para prevenir que alguien como él llegue de nuevo al poder.)

Es posible que le haya hecho daño a esas mismas personas al no decirles la verdad, a ellos o a otros (como la policía, otros miembros de la familia, la comunidad, un patrón) cuando se debía de haber dicho la verdad. Pudo haberles lastimado al permitirles continuar lastimándole a usted o a otros (recuerde que quedamos en que cuando la gente lastima a otros, también se hace daño a si misma al ser cada vez menos capaces de ser mejores seres humanos). Tal vez también ha lastimado a otros por el poder que han tenido sobre usted, y entonces debe anotar otras personas a la que posiblemente les ha hecho daño por su inhabilidad de impedir el daño que hacían los que tenían poder sobre usted.

Trate de averiguar el daño que ha hecho a todas las personas en su lista. Puede ser un daño sutil, como “No hice nada, no actué” pero también puede ser obvio como “Robé y mentí”, pero escriba todo lo que este pensando. Si deja un espacio en blanco, no se preocupe. Compartirá esto para poder obtener orientación de otras personas que tienen experiencia — probablemente la persona con quien hizo su Paso Cinco.

TERCERA COLUMNA:
• ¿Qué enmienda(s) puede hacer para reparar el daño que ha causado?
Recuerde que ahora estamos haciendo una lista. Tal vez nunca tendremos que hacer las enmiendas que estamos escribiendo en la tercera columna, porque hacer esas enmiendas podría causar más daño que bien. Pero ahora tenemos que anotarlas. Tenemos que saber qué clase de enmienda podemos hacer por el daño que hemos hecho.

Hay (1) enmiendas directas, (2) enmiendas de vida, y (3) enmiendas que no podemos hacer por razones prácticas.

  1. Enmiendas Directas:

Hay tres clases de enmiendas directas, cada una coincide con la clase del daño hecho.
A. Disculpa Cara a Cara: En todos los casos decimos algo como esto: “Soy diferente a la persona que le hizo eso, y siempre y cuando trabaje los Doce Pasos, creo que continuaré como una persona diferente. Siento mucho lo que he hecho, y si hay algo que puedo hacer para compensarlo, estoy dispuesto a hacerlo.”

Ejemplos:
o Siento haberle engañado
o Siento haberle robado
o Siento haber permitido que me siguiera haciendo daño y de esa manera hacerle daño a usted.
o Siento haber chismoseado sobre usted.
o Siento haber tratado de manipularle para cambiarle.
o Siento haber esperado que fuera alguien diferente de lo que era.
o Siento no haber comprendido que nuestra relación era enferma.
o Siento haberle odiado.

B. Restitución: En todos los casos: “Soy diferente a la persona que hizo eso, y siempre que continúe trabajando los Doce Pasos, creo que seguiré siendo una persona diferente. Estoy dispuesto a asumir la responsabilidad y hacer restitución por el daño que hice en el pasado.”

Ejemplos:
o Aquí tiene es el reemplazo por lo que robé o destruí.
o Aquí tiene el dinero para pagar el daño que causé.
o Trabajaré para pagar el daño que causé.
o Le enviaré pagos regularmente.

C. Responsabilidad Pública: En todos los casos: “Soy diferente a la persona que hizo esto, y siempre que continúe trabajando los Doce Pasos, creo que seguiré siendo una persona diferente. Estoy dispuesto a asumir la responsabilidad pública por el daño que he hecho y a compensar ese daño de manera pública”.

Ejemplos:
o He dañado su reputación y una disculpa nos es suficiente. Encontraré una manera de reparar su reputación.
o Ya no chismosearé sobre usted y cuando otros digan tales chismes, los corregiré.
o He violado las leyes de la sociedad, y debo entregarme al sistema legal.
o Debo asumir las consecuencias legales y sociales de ser negligente y causar daño.

  1. Enmiendas de Vida:
    Con las personas con quienes vivimos, trabajamos o llevamos vida social, las enmiendas anteriores, pueden ser útiles, pero no son suficientes. Debemos vivir una vida diferente en relación a esas personas. Debemos planear una manera de vivir que se enfoque en el bienestar de ellos y no en el nuestro. Debemos compensar por años vividos concentrados en nosotros mismos con nuestras frustraciones y nuestro deseo de tener las cosas a nuestro antojo.

Ejemplos:
o Tratar con su familia con tolerancia, paciencia, compasión y amor.
o Tratar con su trabajo con tolerancia, paciencia, compasión y amor.
o Tratar con sus compañeros de trabajo con tolerancia, paciencia, compasión, y amor.
o No pensar en sí mismo.
o Ayudar a los demás.
o Aceptar a los demás.
o Buscar lo mejor en los demás.

  1. Enmiendas que no podemos hacer por razones prácticas:
    Tal vez no sabemos donde contactar a esa persona. La persona podría estar fuera de la ciudad o puede que la persona ya haya fallecido. Para enmiendas que no podemos hacer por razones prácticas, todavía tenemos que escribir las enmiendas y tratar de hacer algo sobre ellas. Podemos esforzarnos para encontrar a esa persona. Si la persona está afuera de la ciudad, podemos escribir una carta. Si la persona ha fallecido, podemos tener una conversación con esa persona, o escribirle una carta de todos modos. Todavía podemos pensar en enmiendas que haríamos si fuera posible.

Ejemplos:
o Podemos hacer algo en honor o en memoria de esa persona.
o Podemos hacer una donación
o Podemos tratar de ayudar a mejorar la reputación de esa persona.
o Podemos asegurar que lo que esa persona nos hizo, a mi o a otros, no vuelva a ocurrir.
o Podemos usar nuestra victoria sobre el dolor que sentimos para ayudar a otros.

Así que escribimos todas estas enmiendas posibles. En la tercera columna.

CUARTA COLUMNA:

¿Podemos hacer esa enmienda sin hacer daño a la persona con quien queremos hacer enmiendas o sin dañar a otras personas? Recuerde que esto no nos incluye a nosotros mismos.

Tenemos que ponernos completamente fuera de la escena. Tenemos que estar dispuestos a hacer la enmienda, aunque nos haga daño – y daño profundo. Tenemos que hacerlo porque si no lo hacemos vamos a volver a comer compulsivamente, y si volvemos a la comida compulsiva, moriremos. ¡Esto es un asunto serio!

Por otro lado, no podemos lastimar a las personas que reciben nuestra enmienda. Y no podemos lastimar a otras personas para hacer enmiendas a la gente que hemos lastimado. Eso crearía más daño.

Considere cuidadosamente cada enmienda (o enmiendas — puede haber algunas personas o instituciones a quienes les deba varias enmiendas) que va a hacer y si esta enmienda le haría daño a la persona que ha lastimado o a alguna otra persona.

Puede ser que hacer la enmienda despierte de nuevo un daño que sería mejor dejar olvidado. Puede ser que hacer la enmienda le haga más daño a esa persona. Por ejemplo, decirle a alguien que a fingido cuando esa persona no lo sabe. Esto podría crear más daño.

El Libro Grande discute el ejemplo si debe decirle a una pareja que le ha cometido adulterio si él o ella no lo sabe. Claramente debe parar el adulterio, pero ¿No crearía mas daño usted si confiesa algo que su pareja no sabe? (Segundo ejemplo) O le diría a una persona algo como: “Siento tanto no haberle dicho hace 20 años que usted necesitaba ir a un psiquiatra para que usted no terminara tan mal como está ahora” Probablemente que no, no se lo diría porque no haría ningún bien al hacerlo sino que causaría mas daño. El libro de los 12 Pasos y las 12 Tradiciones de OA utiliza el siguiente ejemplo: “Hola Mama, solo te estoy llamando para decirte que te he odiado los últimos 20 años, pero ahora te quiero.” Estos ejemplos son cosas que probablemente usted no va a querer hacer.

Confesar un crimen, o pagar una deuda enorme inmediatamente, podría causarle daño a un socio de trabajo o a su familia, si es usted quien los mantiene. Entonces es necesario discutir estas enmiendas con quienes puedan estar afectados.

Aparecerse súbitamente en la vida de una persona después de muchos años de no verle también puede causar un daño.

Para esas enmiendas donde la enmienda en sí podría causar daño (como decir la verdad sobre algo que ha ocultado por mucho tiempo), recuerde que el daño es relativo. ¿Le quebraría el brazo a un niño si fuera la única manera de evitar que saltara de un acantilado? O, por ejemplo, decirle a la policía acerca de un violador de niños podría lastimarle al violador, pero puede también puede prevenir que ese violador se haga más daño a si mismo y les haga mas daño a otros niños en el futuro.

¡Ahora, háblelo con alguien comprensivo!

Respetuosamente le sugiero que tome ahora las hojas que ha llenado y las discuta con alguien comprensivo. Puede ser (o generalmente para mí es) la persona con quien hizo el Quinto Paso. Puede ser un amigo confiable, un psicólogo, un terapeuta o un líder espiritual. Pida comentarios en la segunda, tercera y cuarta columnas:
• ¿Ha identificado correctamente en la segunda columna el daño que ha hecho a la persona o institución que ha anotado en la primera columna?
• ¿Ha identificado correctamente las enmiendas posibles que puede hacer en la tercera columna para reparar el daño que le hizo a esa persona o institución?
• ¿Ha determinado correctamente en la cuarta columna si haría daño a otras personas o a la persona que ha lastimado al hacer cualquiera de las enmiendas posibles que podría hacer a con esta persona o institución que ha lastimado? ¿Está buscando excusas para no tener que hacer estas enmiendas o realmente haría daño si las hace? ¿Y si realmente el hacer las enmiendas haría daño, puede pensar en enmiendas alternativas que podría hacer?
• Por ejemplo, es casi seguro que lastimaría a una persona si descubre que usted ha dicho chismes sobre ella, pero una enmienda verdadera que podría hacer sería no chismear mas sobre hoy y en el futuro, y disuadir a otros de chismear sobre ella, y tratar de reparar cualquier daño a su reputación que usted haya causado.

Ahora haga las enmiendas que ha decidido que puede hacer.

¡Vaya a hacer las enmiendas que puede hacer! No se demore. Busque a las personas y haga lo justo.

Si está tratando de hacer una enmienda directa, no hable de los defectos del otro. Hable sólo de sus propios defectos y lo que está tratando de cambiar. Puede explicar que para usted, hacer esta enmienda es un asunto de vida o muerte. Está allí para limpiar su lado de la calle.

Recuerde que ha decidido hacer todo lo necesario para tener una experiencia espiritual. Puede decir la siguiente oración: “Por favor dame la fortaleza y dirígeme hacia lo que es debido sin importar cuales pudiesen ser las consecuencias personales para mí.” Debe tener sentido común y tacto, sea considerado y humilde, sin ser servil o rastrero.

Tenga en cuenta que no importa lo que la otra persona haga — ya sea que le abrace o no o que le diga que se vaya. Lo importante es que usted ha sido honrado y que sus motivos son limpios y puros.

Mi experiencia es que si sus motivos son limpios y puros, lo que dice y cómo lo dice serán intuitivamente correctos. ¡Confíe en el proceso! Millones de personas lo han hecho y se han sentido increíbles después.

SI DUDA EN HACER ALGUNAS DE LAS ENMIENDAS, HAGA ESTO:

Si está usando los formularios del Octavo y Noveno Pasos, llene las tres últimas columnas.

Si está usando una hoja en blanco, haga cuatro columnas. La primera columna es para anotar las enmiendas que puede hacer. La segunda columna sera titulada, Para Hacer Inmediatamente; la tercera columna será titulada, Para Hacer Algún Día; la cuarta columna será titulada, Nunca las Hare. Ponga una marquita en la columna apropiada para cada una de las enmiendas que puede hacer.

Haga las enmiendas anotadas bajo la columna titulada: Para Hacer Inmediatamente.

Una vez haga esas enmiendas, vuelva a ver la lista. Ahora encontrará que las enmiendas que puso en la columna Para Hacer Algún Día pueden ser cambiadas a la columna Para Hacer Inmediatamente; y los enmiendas que puso en la columna Nunca las Hare pueden ser cambiadas a la columna Para Hacer Algún Día.

Ahora haga las enmiendas anotadas en Para Hacer Inmediatamente.

Una vez que haga estas enmiendas, vuelva a ver la lista. Encontrará que las enmiendas que puso en la columna Para Hacer Algún Día (que al principio de este proceso estaban en la columna Nunca las hare) están ahora en la columna Para Hacer Inmediatamente.

¿CÓMO SE SIENTE?

El Libro Grande tiene varias promesas de cómo debería de estar sintiéndose. Use estas promesas como una guía.

Cuando vaya por la mitad de sus enmiendas, debería de estar sintiendo Las Promesas que se encuentran en la página 83 del Libro Grande:

“Si nos esmeramos en esta fase de nuestro desarrollo, nos sorprenderemos de los resultados antes de llegar a la mitad del camino. Vamos a conocer una libertad y una felicidad nuevas. No nos lamentaremos por el pasado ni desearemos cerrar la puerta que nos lleva a él. Comprenderemos el significado de la palabra serenidad y conoceremos la paz. Sin importar lo bajo que hayamos llegado, percibiremos cómo nuestra experiencia puede beneficiar a otros. Desaparecerá ese sentimiento de inutilidad y lástima de nosotros mismos. Perderemos el interés en cosas egoístas y nos interesaremos en nuestros compañeros. Se desvanecerá la ambición personal. Nuestra actitud y nuestro punto de vista sobre la vida cambiarán. Se nos quitará el miedo a la gente y a la inseguridad económica. Intuitivamente sabremos manejar situaciones que antes nos desconcertaban. De pronto comprenderemos que Dios está haciendo por nosotros lo que por nosotros mismos no podíamos hacer. ¿Son éstas promesas extravagantes? No lo creemos. Están cumpliéndose entre nosotros, a veces rápidamente, a veces lentamente, pero siempre se realizarán si trabajamos para obtenerlas.”

Una vez que haya cumplido sus enmiendas, debe estar sintiendo las llamadas Promesas Ocultas, que se encuentran en la página 84 y 85 del Libro Grande:

Y hemos cesado de pelearnos con todo y con todos, aun con el alcohol; porque para entonces se habrá recuperado el sano juicio. Rara vez nos interesaremos por el licor; si sentimos tentación, nos alejamos como si se tratara de una llama candente. Reaccionamos juiciosa y normalmente, y percibimos que esto ha sucedido automáticamente. Comprenderemos que nuestra nueva actitud ante el alcohol nos ha sido otorgada sin pensamiento o esfuerzo algunos de nuestra parte. Sencillamente ha llegado. Ahí está el milagro. No estamos ni peleando ni evitando la tentación. Nos sentimos como si hubiéramos sido colocados en una posición de neutralidad, seguros y protegidos. Ni siquiera hemos hecho un juramento. En lugar de eso, el problema ha sido eliminado. Ya no existe para nosotros. No somos engreídos ni estamos temerosos. Esa es nuestra experiencia. Así es como reaccionamos, siempre que nos mantengamos en buena condición espiritual.

Todas estas promesas muestran que se ha convertido en una persona nueva — una persona que ha identificado sus defectos de carácter principales de egoísmo, deshonestidad, ambición personal y temor, y que ya no quiere vivir así. Sus defectos de carácter serán eliminados. ¡Va a renacer!

Si no siente todas estas promesas, regrese al Paso Cuatro. Tendrá algunos resentimientos más y algunos temores más para anotar, y luego proceda con los Pasos Cinco, Seis, Siete, Ocho, y Nueve. ¡Usted sentirá esas promesas! ¡Garantizado!

CONCLUSIÓN:

No desista. Sí, ha renacido, pero la vida continúa y esta nueva reacción a la vida necesita mucha práctica. Los Pasos Diez, Once y Doce nos mantienen en el sendero espiritual.

TAREA PARA LA SEMANA:

  1. ¿Ha estado abstinente? Si no, ¿ha examinado la posibilidad de que ha omitido algo en los Pasos Cuatro y Cinco? Y si es así, ¿regresó a esos pasos para lidiar con esas cosas? ¿Puede mantener su abstinencia durante este proceso?
  2. ¿Hizo su lista de personas e instituciones a quienes ha dañado?
  3. ¿Escribió junto a cada una de esas personas e instituciones el daño exacto que causó?
  4. ¿Escribió junto a cada daño que hizo la enmienda que puede hacer?
  5. ¿Examinó cada enmienda para averiguar si esa enmienda haría daño a la persona con quien quiere hacer la enmienda, o a otras personas?
  6. ¿Si hacer una enmienda particular le haría daño a alguien además de usted, ha considerado qué otra clase de enmiendas puede hacer para no causar daño?
  7. ¿Ha revisado su lista con alguien que entiende para asegurarse que no ha estado demasiado crítico ni indulgente consigo mismo, que está claro en relación a lo que puede y no puede hacer?
  8. ¿Ha hecho sus enmiendas?
  9. ¿Cómo se siente?

¡Nos vemos la próxima semana!

Les deseo lo mejor,

Lawrie

A %d blogueros les gusta esto: